¿Proteger o espiar?

La vida de los hijos se encuentra hoy, más que nunca, dentro de las redes sociales. Fotos, conversaciones, amigos, toda su vida está en la red. Algunos padres deciden usar aplicaciones espías para saber qué hacen sus hijos con el móvil pero ¿esto es espiar o más bien proteger?

En los últimos años han aparecido muchas páginas web que tienen aplicaciones para espiar móviles y Rastrear celular en tiempo real. Para muchos la típica excusa de “creo que me está engañando” ha hecho que muchas personas se decidan por contratar los servicios de estas aplicaciones para poder desentrañar los secretos que, en especial, la pareja guarda en su querido móvil.

La tecnología ha puesto a nuestro alcance nuevas maneras de comunicarnos y socializar. Las redes sociales son herramientas que se utilizan con estos fines. En ellas muchas personas escriben lo que les pasa a diario, lo que les gusta, entablan conversaciones con personas que tienen intereses parecidos, vuelven a retomar relaciones y las usan para mostrar partes de su vida más personal. Las aplicaciones de mensajería como la red social facebook son fáciles de usar para poder hablar y mandar mensajes a nuestros contactos. Solo hay que ir a decargar-messenger.com para tenerla descargada y empezar a usarla. El problema viene en que muchas veces no sabemos quién está detrás de la pantalla del ordenador, quién es la persona que habla con nosotros o con nuestros hijos y esto puede resultar en un peligro.

 

¿Está bien espiar?

 

Para los padres es proteger a sus hijos, tienen razón. Para los hijos es espiar, también tienen razón. Cada uno ve las cosas desde su manera. Espiar celular para control parental es una de las herramientas que los padres tienen para poder saber con quién hablan sus hijos con el único ánimo de protegerlos ante bestias que se esconden detrás de una aplicación de mensajería rápida y no dan la cara.

Según la ley no es legal utilizar este tipo de aplicaciones para espiar, o proteger, a los hijos. Ellos, igual que los adultos, tienen derecho a su intimidad. Pero en casos en los que haya sospechas justificadas de que haya agresiones al niño o acercamientos impropios, en cierto sentido, la ley ampara a los padres.

 

La idea es que un padre y una madre tiene la obligación y la necesidad de proteger a sus hijos pero ¿cómo lo pueden hacer si no saben con quién hablan, quienes son esos amigos con los que habla por Internet o no sabe en qué páginas se mete cuando nadie mira o lo que sube a la red?

Según los expertos, una manera de saber lo que está haciendo tu hijo sin necesidad de espiar, es que el ordenador esté en una zona común de la casa. Ese espacio, como el comedor, donde toda la familia se encuentra junta. Y tú ¿crees que es espiar o proteger?

Ver el articulo completo